AvaTrade banner 970x250.gif

CÓMO INVERTIR EN DEPÓSITOS A PLAZO EN CHILE

Actualizado: 21 jul 2021


¿Te consideras un ahorrista con un perfil muy conservador pero a su vez quieres poner a trabajar tu dinero? Los depósitos a plazo en Chile son una alternativa que se ajusta perfectamente para ti.

Imagen depósitos a plazo


Qué es un Depósito a Plazo


Cómo su nombre lo deja entrever claramente, un depósito a plazo es un instrumento a través del cual le entregas tu dinero a una entidad financiera, a determinado plazo, y como contraparte pactas una renta bajo la forma de una tasa de interés que te pagarán por tu depósito. Esto puede realizarse a través de mecanismos muy sencillos con los bancos con los que operes, pero igualmente debes considerar algunas particularidades al momento de realizar la inversión:

  1. Los depósitos a plazo en general no los puedes cancelar antes del vencimiento. Si cuentan con la opción de pre cancelar, tendrás una multa que se traducirá en la anulación o disminución de tu rentabilidad, dependiendo del banco y del tipo de depósito que hayas constituido.

  2. La tasa de interés se pacta con anticipación pero puede ser fija o variable.

  3. Por el bajo riesgo que tienen como instrumento de inversión (su rentabilidad está predeterminada con anticipación y no está expuesta a variaciones de precio), por lo general te ofrecen rentas mucho menores a otros activos.



¿Qué Tipos de Depósito a Plazo (DAP) existen en Chile?


Puedes realizar depósitos en pesos chilenos, UF, dólares, nominativos o endosables.


En cuanto a la renovación, puedes optar por:


  • Acreditar el capital más los intereses al vencimiento

  • Renovar automáticamente la inversión al vencimiento, reinvirtiendo capital más intereses

  • Renovar automáticamente la inversión al vencimiento, reinvirtiendo el capital y acreditando los intereses en tu cuenta bancaria.


En el caso de las renovaciones automáticas usualmente los bancos permiten hacer rescates durante los 3 días hábiles posteriores al vencimiento.


En cuanto al plazo, puedes elegir por depósitos con vencimiento entre 7 y 360 días, de acuerdo a tu necesidad de disponer de los fondos.


Por último, en cuanto a los montos mínimos de inversión, no es algo definido de manera uniforme sino que dependerá del banco donde realices el depósito.



¿Mis Depósitos a Plazo están Protegidos?


De acuerdo a la Ley General de Bancos, en Chile se otorga la Garantía del Estado a las obligaciones provenientes de depósitos a plazo, en pesos chilenos o monedas extranjeras, emitidos por un banco o cooperativa de ahorro y crédito, quienes están sujetos a la fiscalización de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile. Esta garantía favorece solamente a personas naturales y se hace exigible cuando se declara la liquidación forzosa de un banco. Es decir, si el banco donde realizaste tu depósito quiebra, tienes garantía estatal sobre el mismo.


Esta garantía cubre el la totalidad de las obligaciones que una de estas instituciones tenga con una persona natural, incluidos los reajustes e intereses que se devenguen hasta la fecha del pago, con un tope de UF 200 al año calendario (muy importante este dato, ya que dependiendo del monto de tu depósito puedes no estar cubierto totalmente); y el 100% de la suma de todas las obligaciones que el sistema bancario tiene con una persona, con un tope de UF 400 al año calendario.



¿Cómo Realizo un Depósito a Plazo en un Banco en Chile?


Dependiendo del banco, los requisitos serán levemente diferentes, pero te explicaremos en unos pocos pasos como puedes comenzar a realizar depósitos a plazo.


  1. Selecciona el banco en el que quieres hacer tu depósito. El mismo puede exigir como requisito que tengas una cuenta corriente abierta o puede no ser necesario.

  2. Si exige como requisito tener cuenta en el banco, debes pasar primero por este proceso para poder acceder al DAP, si es que no la tienes.

  3. Una vez abierta la cuenta, deberás fondearla con el monto con el que desees realizar tu depósito, definir el vencimiento que deseas para el mismo, pactar con tu ejecutivo la tasa de interés y elegir si será un depósito renovable automáticamente o no.

  4. Si no es un requisito ser cliente del banco, te enviarán los datos necesarios para que hagas una transferencia bancaria.

  5. El banco debe enviarte un certificado de depósito como comprobante de la inversión.

  6. Al vencimiento se te estarán pagando los intereses correspondientes y acreditándose en tu cuenta o reinvierténdose con el capital (dependiendo de la opción que hayas elegido).

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo